Recetas con sabores - página principal

Arroz blanco

Ingredientes de la receta:

1 taza de arroz por cada comensal
3 cucharadas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
agua
sal

Preparación de la receta:

Para elaborar esta sencilla y fácil receta de arroz blanco, lo primero que tenemos que hacer es colocar una olla al fuego con abundante agua y un puñadito de sal. La cantidad ideal de agua es dos veces y media de agua, por cada taza de arroz.

Seguidamente, añadiremos al agua una cucharada de aceite de oliva, y cuando veamos que el agua empiece a hervir, será el momento indicado para añadir el arroz. Lo dejaremos cocer en torno a 12 o 14 minutos, removiendo periódicamente para que no se nos pegue el arroz a la olla.

Una vez transcurrido ese tiempo, retiraremos el arroz del agua, lo pondremos en un colador, y lo pasaremos por el agua del grifo para refrescarlo y que suelte el almidón que lleva incorporado el arroz.

Seguidamente lo escurriremos bien. A continuación pelaremos los ajitos y los trocearemos bien finos, mientras ponemos una sartén amplia al fuego, con las otras dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando el aceite coja algo de temperatura, añadiremos los ajitos troceados, y cuando lo tengamos ligeramente doradito, incorporaremos el arroz. Si vemos que hay demasiado arroz para añadirlo de una sola vez, haremos varias tandas.

Rehogaremos así el arroz dándole unas vueltas al fuego, para que nos quede más delicioso y algo más durito. Una vez rehogado un par o tres de minutos al fuego, sin dejar de remover para que no se nos pegue el arroz, ya lo tendremos listo para servir a la mesa.

Este arroz hervido lo acompañaremos con salsa de tomate y un huevo frito.